domingo, 15 de junio de 2014

Preparando el C2 (de Valencià)


Hace un par de años decidí presentarme al nivell superior de Valencià por aquello de los puntos para las oposiciones y porque en ese momento tenía tiempo. Pero lo de a mí lo de ponerme a aprender listas de palabras y reglas gramaticales me aburre soberanamente y como tenía unos 3 meses por delante para preparar el examen, decidí tomar el camino del medio y afinar las propiedades de la lengua leyendo novelas escritas en ella originalmente o traducidas. Estos fueron mis 'libros de estudio' esos meses y estas la minireseñas:

Un dona incòmoda, de Montse Banegas
es una novela que sencillamente me encantó y ya hice una minireseña AQUÍ así que para no repetirme, simplemente diré que es una novela especial, existencialista, que difícilmente te dejará indiferente. Mònica es uno de esos personajes a los que entiendes pero a ratos no compartes, a los que admiras y a ratos odias, un espejo en el que te gustaría asomarte pero terminas tapando con un trapo por miedo a er lo que en él se refleja. Un retrato de la madurez adolescente que lastra a gran parte de una generación incómoda con la realidad que le ha tocado vivir y que anhela salir de ella sin atreverse a dar tan siquiera un mínimo paso hacia  afuera. 

Kafka a la platja, Haruki Murakami
Este fuE mi primer contacto con la literatura japonesa (y no el último, ya hablaremos de eso) una novela que mezcla lo real y lo onírico, con un trasnfondo metafórico bestial. No es una novela precisamente ligera (sobretodo si la adquieres en papel ya que tiene sus buenas 720 páginas) pero no es tan densa como cabría imaginar por el título y la sinopsis. Las historias de dos personajes personajes que transitan entre la realidad kafkiana, lo absolutamente sobrenatural y la locura se van sucediendo en capítulos alternos sin tocarse, sin cruzarse pero íntimamente relacionadas. Kafka, un Edipo moderno y el señor Nakata, víctima  y causa de sucesos inexplicables son dos personajes apasionantes sobre los que siempre te quedan preguntas y no puedes olvidar fácilmente.

La plaça del diamant, Mercé Rodoreda
He leído este libro una vez por placer y dos por obligación. La primera, por obligación, me dejó indiferente. La segunda, por placer, me gustó, aunque no demasiado.Las historias de la guerra civil me dejan un regusto que no me acaba. Lo mismo me pasó con Los Girasoles Ciegos y Soldados de Salamina, me gustan a ratos, a otros los aborrezco, me cansa su proximidad y me agobia el drama descarnado al que no le encuentro la poética.  Además Palometa me cayó mal desde el principio, tengo que admitirlo. La última, de nuevo por obligación, no cayó en saco roto. Tras haber leído algo más sobre la vida de Rodoreda y los símbolos y características de su novela, le encontré a la historia más matices, los personajes alanzaron otros tonos e incluso me entristecieron, como nunca antes habían conseguido entristecerme, algunos pasajes. Definámos lo mío con estas letras como amorodio y dejémoslo así.

Mecanoscrit del segon origen, Manuel de Pedrolo
Otro libro de lectura por obligación y por placer. Mi profesora de valenciano en 4ºESO, Sílvia se llamaba, (no sé qué habrá sido de ella pero fué la mejor profesora de esta materia que he tenido nunca, lástima que solo haya podido apreciarla en retrospectiva) comentó el argumento: una invasión alienígena que elimina a todos los humanos excepto a Alba y Dídac que como unos nuevos Adán y Eva asumen el testigo de reonstruir la humanidad a partir de las ruinas. Y allá que me lo compré, eso sí, una buena traducción al castellano. Y aunque no fué lo que me esperaba, me gustó. Luego me viene la profe con las rebajas y nos lo manda en la tercera evaluación (mecachis!) y ahí que me lo volví a leer, esta vez en la lengua original de Pedrolo, por aquello de aprender bien el vocabulario para el examen. Y hay que reconocer que lo disfruté más. Con motivo del examen del C2 lo volví a leer y aunque no deja de ser una novelilla adolescente que se contextauliza en una ciencia ficciófloja, es un buen libro para pasar la tarde del domingo.

La bicicleta estàtica, Si menges una llimona sense fer ganyotes y Cançons d'amor i de pluja de Sergi Pàmies
 Sergi Pàmies es un colaborador del programa Els Matins de TV3. Un señor divertido y bonachón que me cayó bien desde el primer momento en el que lo vi. Por eso decidí catar uno de sus libros de cuentos (a los que le siguieron los otros dos como si fueran piezas de dominó cayendo). Me encantaron primero por la forma natural y concisa con la que se desarrollan. Por su brevedad y sin embargo amplitud de miras. Pero principalmente, porque Pàmies lo mismo te conmueve desgranando las ausencias de un amor que se rie mordaz e irónico explicándote porqué a él, El principito, no le gusta. 

La nit que Wendy va aprendre a volar, Marc Martín
No he aborrecido más un libro en mi vida. Qué cosa más horrible tanto a nivel de narración como argumental. Pretende ser una novela policiaca que tiene todos los puntos para convertirse en una de esas lectura obligatorias de clase porque son uuuuh super chachis con asesinatos y polis super mega comprometidos, que atraparán a los adolescentes desde la página uno. Dicho de otra manera, aburrimiento vario que provocará sarpullido a quien se acerque a ella confirmando aquello de que las lecturas a los jóvenes les dan alergia (y con razón).

Jo confesso, Jaume Cabré 
Ya la he empezado tres veces, y esta (ahora la tengo entre manos) parece la definitiva. Es muy larga, con un vocabulario muy rico (y un poquito complejo), pero la historia merece la pena. Cuando la acabe, ya os contaré...



Ah por cierto, aprobé a la primera así que creo que la idea de la 'inmersión lectora' es un buen método didáctico. Al menos yo lo recomiendo ;)

8 comentarios:

  1. Es bueno saberlo jejeje.Besazos guapa

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar, enhorabona. Perdón, pero en mi larga estancia en Valencia no aprendí mucho. Hice unos cuantos cursos, y la experiencia de ellos es mala, pero esta es otra historia. Respecto a los libros, nos hicieron leer allí, y casi todo me pareció detestable, para tontainas... hasta que me pusieron delante a Mercè Rodoreda y su "Mirall trencat", que leí con avidez y gusto, olvidándome de que era una lectura obligada. Lo he regalado mucho en castellano. También he leído en castellano "Yo confieso", pensando por cierto que la traducción era mala, y que se notaba su estructura catalana (algún que otro laísmo, giros lingüísticos catalanes, etc.). Pero te has metido en grandes. Te recomiendo la página de Jaume Cabré, en catalán.

    Y de Murakami y otros japoneses otro día hablamos. Si no te gustan, te mando a mis samurais y nos vemos al amanecer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente las lecturas obligatorias son bazofia pura y dura. Pero Merçé es literatura buena, mirall trencat es estupenda, si no la has leído, lee también la plaza del diamante. Con Jo confieso (me quedan a penas 100 páginas) estoy disfrutando, si bien me costó arrancar (es un catalán complejo y yo lo tenía un tanto oxidado). No sé cómo será la traducción pero hay juegos de palabras entre catalán y francés y muchas frases hechas que yo creo que son difíciles de traducir a otro idioma. Pero bueno, a veces la mano de un buen traductor hace milagros.
      Me Murakami nada en contra, ni de otros tantos (ya subiré alguna reseña), no me mandes a los samurais sino es para compartir un buen té y compartir impresiones sobre Tokio Blues :P

      Eliminar
  3. ¡Pues enhorabuena!
    De estos sólo conozco el de Murakami, y a medias. Me lo compré también en otro idioma, en este caso en inglés, pero pasó la época que me dio por leer en inglés y no lo terminé (en realidad, apenas lo empecé).
    Hace poco me reencontré con él en castellano (en la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión), una edición muy bonita de Círculo de Lectores y muy batara para ser en tapa dura, y lo compré. Será mi próximo intento con Murakami, que hasta ahora me ha gustado solo a medias porque no lograba sacar muchas conclusiones de sus historias ni de sus finales, aunque me entretuviera el transcurso de las mismas.
    ¿Has leído más de Murakami? ¿Se saca algo en claro de este, o es otro de esos que no sabrías explicar la trama?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, pues he leído algo más de Murakami, pero poco. Creo que son novelas para dedicarles tiempo y disfrutar de la prosa porque, como tú bien dices, 'explicar la trama' es harina de otro costal. Son novelas que juegan muhco con lo onírico, mezclan fantasía y ficción, poesía... Lecturas complejas a las que cuesta hincar el diente. Pero sí tratas de sumergirte de lleno y vences esa primera impresión de caos, creo que se puede disfrutar mucho tanto de esta como de otras del autor. Ya em contarás. Besos!

      Eliminar
  4. ¡Hola! Te nominé a un premio en mi blog: http://lavidaenlaspaginas.blogspot.com.ar/2014/06/liebster-award-14.html
    Cuando puedas pasate, besos.

    ResponderEliminar