lunes, 27 de enero de 2014

Descargar Ebooks gratis no es un cuento


Érase una vez, en un país muy muy cercano, un mago (quien dice mago, dice un creativo) introdujo en el mercado el Libro Electrónico. Muchos lectores constantes lo miraron con suspicacia y después de examinar con reticencia a la joven criatura que sonreía y mostraba todas sus cualidades con inocencia, dictaminaron: "Prefiero el papel, para leer en la pantalla ya tengo el ordenador" y se apartaron de él dejándolo solo mientras lágrimas de tinta electrónica rodaban sobre su pantalla (esta fuga se reparó en modelos posteriores). Dolido, el Libro Electrónico corrió a casa del mago y le dijo:
-¡Ellos no me quieren! me miran con desprecio, como si fuera un monstruo aniquilador que viene a diezmar sus librerias y destruir bibiotecas, ¡desearía ser un libro normal! ¡de papel! (el ebook era joven pero tenía un amplio vocabulario ya que tenía cinco diccionarios y más de 400 clásicos en su memoria).
- No te preocupes - dijo el mago cerrando un gran volumen (de papel) que sostenía entre sus manos - 
- ¿Cómo que no me preocupe? si hasta tú, ¡mi creador! tienes la habitación colmada de libros de papel. Incluso tu libro de hechizos, tu propiedad más preciada, es de papel. 
- Eso es cierto, (el mago era un nostálgico, le encantaba el olor a libro y sentia cierto fetichismo respecto al peso y la textura de la lectura en sus manos) pero también te tengo a tí - el Libro Electrónico hizo un mohín - Ven, te voy a presentar a alguien. 
El mago y Libro Electrónio salieron al pasillo del castillo y con cuidado de no molestrar a los otros magos que dormitaban, trabajaban o leían en sus aposentos (el mago vivía en un castillo compartido con otros seis 'magos' ( creativos, freelances y algún que otro estudiante). Todos tenían contratos de corta duración, 'por hechizo y servicio' así que la precariedad de la situación no les permitía independizarse), salieron al jardín. Allí se dirigieron a un pájaro de patas azules que picoteaba el suelo.
- ¡Pájaro bobo! (no era un trato ofensivo, simplemente era de hecho un pájaro bobo), veníamos a hacerte una pregunta. ¿Qué se dice en el bosque sobre Libro Electrónico?
- Oh... solo cosas buenas -dijo el pájaro- los árboles, sobre todo los de alto contenido en celulosa, corean su nombre y todo son vítores de alabanza por su labor - (Pájaro Bobo siempre trataba de hablar con propiedad para que su nombre no le hiciera justicia. Había tenido una adolescencia muy difícil.)
Libro Electrónico no cabía en sí de alegría y empezó a pasar rápidamente sus páginas, a conectar y desconectar el wifi,... tanto se emocionó que la batería se le acabó (en versiones posteriores la batería aumentó su capacidad). Cuando despertó, enchufado a un cable USB, en la habitación del mago ya no deseaba ser un Libro de Papel, ahora quería realizarse como Libro Electrónico y ofrecer lo mejor de sí mismo.
- No sustituirás al Libro de Papel, pequeño - dijo el mago a sus espaldas mientras desconectaba (en modo seguro) el USB -  pero ese no es tu objetivo, tú estas llamado a abaratar los precios (aunque las editoriales españolas esto aún no lo tengan demasiado claro, ejem, ejem, dos euros de diferencia entre algo físico y algo meramente virtual no tiene el más mínimo sentido ¡avariciosas!), difundir más y mejor la literatura (¡y dar una gran oportunidad a los autores noveles que no tienen ni medios ni recursos para hacer una edición en papel de sus novelas!), ayudar a reducir la producción de papel y con ella la desforestación, la contaminación y otros perjuicios asociados (guardemos 5 segundos de silencio por todos los árboles caídos para hacer el papel de libros como Ambiciones y Reflexiones) y ayudar a las personas con casas pequeñas a tener todos los libros que deseen sin correr el riesgo de morir sepultados bajo una pila de ediciones en tapa dura (true story).
Con las baterias recargadas (literal y metafóricamente) el Libro Electrónico volvió al mercado y esperó paciente hasta que un lector lo cogió y tras examinarlo, no con poco recelo, se preguntó: "¿Qué tal será leer con tinta electrónica?" y decidió comprarlo. El lector descubrió que leer en el dispositivo era cómodo (tanto como leer en papel), que tenía acceso a cientos de libros gratuitos (clásicos y obras con copyleft), que las herramientas de diccionarios eran utilísimas y que a pesar de tener un e-reader seguía pudiendo comprar, cuando así lo deseaba, volúmenes en papel ¡nada ni nadie se lo impedía!. El Libro Electrónico y él fueron desde entonces inseparables (y tanto le estimaba que le compró en Hilo, Papel y Tijeras una funda super molona para protegerlo del frío y de las caídas). Y todos fueron felices y leyeron montones de libros extraordinarios.
 
Aunque esta mañana me he levantado cuentista, lo de descargarselibros gratis no es ningún cuento. Así que si quieres descargarmaterial de lectura y no sabes dónde, recuerda que hace un tiempo ya puse algunos links (accede a ellos haciendo clic justo AQUÍ). Pero estas últimas semanas he encontrado algunasotras páginas muy interesantes así que hoy volvemos con una nuevaentrega de ebooks gratis, AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ.  ¡Pasen y lean!

3 comentarios:

  1. Mu chulo y bien ambientado el relato Silvia, Muestra la secuencia por la que hemos pasado todos los que tenemos un e-book, je,je. Y los links también muy interesantes. Gracias ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado ^^. Besos!!

      Eliminar
  2. Bonito cuento, tan cierto. Desde que lo tengo, hará un par de años, no puedo vivir sin él: cómodo, barato, con sus notas y subrayados, ligero,
    Lo que aún no he hecho es bajarme libros gratis fuera de los que me proporciona Amazon. Leeré esos links que has vuelto a poner y lo intentaré.

    ResponderEliminar