jueves, 29 de agosto de 2013

Una vacante imprevista...




Nunca he sido fan de Harry Potter. Tampoco es extraño ya que los libros de fantasía y/o ciencia-ficción nunca me han atraído demasiado. Sí, es verdad que me chiflan los zombies y el género de terror, pero yo me refiero a la fantasía de magos y dragones y la ciencia ficción de naves, extraterrestres y robots. Así que Potter no estaba en mi estantería. Cierto es que ya con una edad respetable (terminada la universidad) una amiga, fan fanática de la gran saga de Rowling, me convenció para leermelos. Llegué hasta el 3º volumen, pero no tuve interés en seguir. Por eso no es que Una vacante imprevista, la primera novela para público adulto de la autora de Harry Potter, no ha sido una de mis prioridades literarias. Pero la semana pasada se hizo un hueco en mi Kindle y a tenor de que a pesar de tener casi 600 páginas me ha durado poco más de 5 días, podríamos decir que he hecho las paces con Rowling.

 
 No me gusta nada la portada. Tal vez esa sea una de las razones por las que ni siquiera captó mi atención en librerías. Pero es un prejuicio infundado juzgar un libro por la portada. Otro de mis prejuicios lo confabuló la desconfianza ante una autora que se había granjeado tanta fama con una saga fantástica que a mí ni fú ni fá. A pesar de todo, allá que me fuí a leer, con ánimo (reconozcámoslo) de quejarme después (como me pasó con 50 sombras de Grey, reseña pendiente!).


La premisa del libro es sencilla. En un pequeño pueblo inglés una de las plazas de concejal queda vacante y en la pequeña comunidad empezan a hervir los rumores, los juegos de poder y los trapos sucios como si se hubiera puesto al máximo el fogón sobre el que reposaban sus, normalmente, tranquilas aguas. Con esta premisa que por lo demás no dista demasiado de la de series como Mujeres Desesperadas, BroadChruch o similares, Rowling traza todo un abanico de vidas ricas en matices a través de las cuales se teje la trama sobre la ocupación de la vacante que, pese a ser el hilo principal, queda bastante eclipsada.
Los múltiples personajes -es una novela muy coral en la que cuesta un poco meterse teniendo cuenta el montón de familias e historias personales a las que accedemos en las primeras 200 páginas- perfilados con una profundidad psicológica apabullante, nos presentan a amas de casa bienintencionadas, adolescentes rebeldes, personas débiles y personas fuertes, drogradictos y violadas, víctimas y verdugos. Tal vez en ese recorrido sórdido por las identidades más retorcidas se atisba un intento de Rowling por romper radicalmente con su encasillamiento en la novela ifantil/juvenil. Pero si la autora tenía esa intención la ha disimulado perfectamente porque el argumento pide a gritos inmiscuirse en la trastienda de lo humano y rebuscar entre la basura las pasiones más bajas.
La literatura de Rowling, como recuerdo de Harry Potter, tiene esa accesibilidad inglesa que se agradece. Sin emplear una prosa rebuscada, las frases son limpias y simples sin perder un ápice de elegancia. Una lectura rápida que nos hace volar por entre sus págimas queriendo saber más y más cotilleos sobre Pangford.
En definitiva, altamente recomendable. Como dijo una vez un amigo, nada más entretenido que, ante un suceso inesperado, descubrir que en el armario de cada casa hay escondidos uno o dos cadáveres apestosos.

*ACTUALIZACIÓN*

Actualizo esta entrada para incluir una pequeña conversación que he mantenido en facebook al publicitar esta entrada con mi buena amiga Silvia de la web Silvia Ortiz Miñarro – Freelance Translator and Interpreter, y de cuyo trabajo ya hablé en una entrada anterior (Traduttore Traditore)

Silvia O.: No es por ser quisquillosa, pero ya que estamos defenderé un poco el oficio :D ¿Cómo sabes cómo es la prosa de la autora? ¿Cómo son sus frases en inglés, etc. si la has leído en español? Podrás decir que te gusta (o no) su traducción...:P

Yo: Buen apunte, Silvia. Muchas veces he comentado que antes de quemar a un autor en la hoguera hay que comprobar que la culpa del desastre no la tenga el traductor así que también se aplica a la inversa :D . Ciertamente, he leído "La vacante imprevista" en castellano a través de la bien llevada traducción de Gemma Rovira y Patricia Antón. Por otro lado, he leído a J.K.Rowling en inglés (ya que cuando dije que no me gustaba Potter, Coeliquore me sugirió que cogiera el original y allá que me fuí) y reconozco que, salvando las distancias intrínsecas de cualquier traducción, el estilo se respeta. No soy una experta, lo reconozco, pero de los autores que he leído en original (algún cuento corto) y luego vuelto a las versiones castellanas (aún no puedo meterme una novela de 600 páginas en inglés) de sus obra, en pocos no he advertido las líneas principales de su forma de escribir. Que estas se conserven es un mérito atribuible solo y en exclusiva a los traductores que han hecho una estupenda labor. Así que, en resumen me gusta cómo escribe la autora y en este caso concreto me gusta mucho la traducción :D . 

9 comentarios:

  1. No lo he leído, pero sí he leído los de Harry Potter y la verdad es que esta mujer escribe bien, y sobre todo crea buenos personajes. A diferencia de la Stephanie Meyer ésa, al menos ésta tiene maña para darle a la pluma. Lo tengo en casa, mi hermana Raquel se lo compró, ya se lo pediré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gusta nada Stephanie Meyer, aunque un comentario de Coeliquore me hizo dudar entre si la culpa era de Meyer o de sus traductores, en cualquier caso, no me gustan sus historias. Eso sí, te recomiendo que le pidas el libro a Raquel, te encariñas con algunos personajes y odias a otros desde el momento 1.

      Eliminar
    2. Pues sí, tienes razón porque con Stephanie Meyer el libro de 'Crepúsculo' me pareció super mal escrito, pero luego leí algo de 'Cazadores de sombras' y me pregunté... Uhm, ¿de pronto ya sabe escribir? Quizás sea cosa de la traducción, quién sabe, aunque es sospechoso... pero sí, a mí tampoco me gustan sus historias.

      Eliminar
  2. Me alegra leer la reseña, porque no sabía si hacerme con él o no. Pero en mi caso justo por los motivos opuestos a los tuyos: soy super fan de Harry Potter y temía que el encanto ante la Rowling desapareciera. Ahora puedo estar tranquila.

    ResponderEliminar
  3. Es un salto al mundo adulto, tenlo en cuenta. El encanto se mantiene (al menos hasta donde yo he leído a Harry), pero el tema cambia drásticamente. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Bien, lo pondré en la lista después de tu comentario. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Hola.

    No conocía tu blog pero he visto que compartimos reseñas. No he leído la novela, pero seguramente lo haga. Tampoco he leído ninguna novela de la saga de Harry Potter, pero las películas están entre mis preferidas.

    Me quedo por aquí, me gusta tu blog.

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Yo sí lo he leído. Me parece una novela muy bien escrita. Me gusta cómo podemos ir viendo cómo son los personajes desde distintas perspectivas: la suya propia, la de su familia, la de sus vecinos.... sin necesidad de encajar largos monólogos o descripciones. Todo es aparentemente normal: un pueblecito normal, familias normales... sucesos normales que, sin embargo, resultan aterradores. Impresionante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido plenamente, Ping!, bienvenida al blog ;)

      Eliminar